Al momento de poner en alquiler un bien inmueble -ya sea una vivienda, comercio, oficina, depósito o plantación- es preciso pagar el impuesto a la renta de primera categoría.

El abogado Marco Vidal, del Estudio Vidal Zapata, indica que “el monto asciende al 5% del total de la cantidad pactada por el arrendamiento, puesto que constituye un ingreso.

Esto significa que si la cifra acordada es de S/ 1000, se deberá abonar S/ 50 por este concepto”. El impuesto se aplica a una persona natural o jurídica, o a una sociedad conyugal.

lo-que-debes-saber-del-impuesto-a-la-renta-urbania-pe

¿En dónde?

La suma se cancela en la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) y en entidades bancarias afiliadas a esta institución. Cabe destacar que si el contribuyente está inscrito en una cuenta afiliada a los pagos de impuesto, puede efectuar la gestión vía internet.

Luego de realizar el abono, el banco le dará el recibo por arrendamiento, en el que consta la declaración y el pago. Este comprobante deberá ser entregado al inquilino.

La suma tiene que depositarse de manera mensual y debe efectuarse así el inquilino no pague el alquiler, según se estipula en el artículo 57 de la Ley del Impuesto a la Renta.

Asimismo, el propietario seguirá abonando el impuesto aun cuando el predio se desocupe antes del vencimiento del contrato, salvo que se compruebe este hecho ante la Sunat mediante recibos que certifiquen la disminución en el consumo de los servicios de energía eléctrica y agua.

La abogada Marita Cervantes, de Cervantes Abogados & Consultores Inmobiliarios, indica que “si no se paga el impuesto a la renta, se cometerá el delito de evasión de impuestos”.

El resultado sería la imposición de una multa que equivale al 50% de una unidad impositiva tributaria (UIT), es decir, S/1.950.

En la próxima edición: ¿Cómo subarrendar una propiedad?

HAZTE FAN DE URBANIA…

 

Etiquetas: ,