Hay ciertas consideraciones estructurales y permisos que debes tener en cuenta antes de levantar uno o dos niveles más en tu casa. Lo primero es saber si la vivienda soportará el peso los niveles que quieres levantar y así lograr la ampliación.

El arquitecto Arnold Mendoza refiere que con este fin se debe ver la cimentación. “Para esto, excavas 60 x 60 cm alrededor de una columna o de un muro portante (estructural) para saber qué profundidad tiene”, indica Mendoza, quien precisa que este procedimiento debe realizarlo un ingeniero, el cual posteriormente te dirá si puedes construir con ladrillos o con material ligero, como las placas de yeso.

La abogada Olga Alcántara sostiene, por su parte, que cualquier ampliación necesita un permiso municipal. “Si la construcción tiene menos de 30 m2, se requiere una licencia de obra menor; y si es mayor de este metraje, una licencia de obra”. Resalta que “si construyes sin tener licencia, te expones a la paralización de la obra; y de vulnerarse los parámetros urbanísticos, la municipalidad puede ordenar la demolición”.

Para solicitar la licencia, tienes que entregar al municipio un proyecto con plano -de arquitectura, estructura e instalaciones sanitarias y eléctricas-, un documento que acredite que es tu propiedad (partida registral) y un formulario Único de Edificación (FUE) llenado por los arquitectos o ingenieros encargados de la obra y con los certificados de habilitación. Debes adjuntar, además, la carta de responsabilidad del ingeniero o el arquitecto que se harán cargo de la obra y el cronograma. “Si la ampliación tiene como objetivo crear una nueva unidad inmobiliaria (una vivienda independiente), se tiene que añadir el certificado de factibilidad de servicio de agua y energía eléctrica”, señala Alcántara.

Este trámite puede demorar, en promedio, dos meses. Cabe destacar que una vez culminada la obra deben inscribirse los nuevos planos en el municipio y en la Superintendencia Nacional de Registros Públicos.

 

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,