Entérese de cómo se elige, qué funciones cumple y qué perfil deben tener quienes lo conforman.

Vivir en comunidad no es nada fácil, sobre todo si se trata de edificios y condominios con numerosos departamentos. Por ello, con el fin de mantener el orden, es preciso elegir correctamente al consejo directivo que se encargará de hacer cumplir el reglamento interno.

El abogado Marco Vidal explica que la ley 27157 prevé que los dueños de propiedades en construcciones multifamiliares que cuenten con áreas, bienes y servicios comunes deben tener obligatoriamente un reglamento interno y una junta de propietarios. Esta última será la encargada de escoger al consejo directivo.

La función de la directiva es velar por el cumplimiento de las disposiciones y normas del reglamento interno, entre las que están el pago de las cuotas de mantenimiento, asegurar el correcto funcionamiento de los servicios, resolver los reclamos y pedidos de los propietarios, contratar personal de servicio, etc. Asimismo, se encargará de sancionar a quienes incumplan con las reglas y los pagos.
Dada la relevancia de sus funciones se recomienda que quienes la conformen, sean personas responsables, con disponibilidad de tiempo para realizar todas las gestiones necesarias y que demuestren buenas relaciones con los vecinos.

MIEMBROS
La abogada Marita Cervantes explica que la cantidad de miembros que conformen la junta directiva debe estar estipulada en el reglamento, por lo general deben ser como mínimo un presidente, tesorero o secretario.

“El periodo de la directiva también se establece previamente en ese documento; pero lo usual es que la gestión dure dos años”, dice Cervantes. Por su parte, Vidal agrega que de tratarse de un condominio o conjunto habitacional de gran dimensión, es frecuente que tenga una directiva más estructurada, puede estar conformada por un presidente, secretario, tesorero, administrador e incluso vocales o delegados por cada torre.

Para llevar a cabo la elección se convoca previamente a todos los propietarios, señalando el día, la hora, el lugar y la agenda a tratar. La elección se determinará de acuerdo con la mayoría de votos. Es importante que todos los dueños asistan a esta convocatoria, pues de lo contrario se someterán a las decisiones tomadas por la junta durante esta reunión. Dicho esto, usted no puede ser ajeno a este proceso, recuerde que quienes resulten electos administrarán sus bienes comunes.

A TENER EN CUENTA
• El presidente o algún miembro de la directiva pueden ser revocados de su cargo por malversación de fondos o por no hacer cumplir el reglamento interno y los acuerdos tomados por la junta.

• La convocatoria para cualquier tipo de asamblea se realiza con una anticipación no menor a cinco días útiles, mediante avisos escritos, correos electrónicos, esquelas o en carteles