Si haz decidido arrendar tu inmueble frente al mar, debes tener en cuenta que podría quedar expuesto a un mal uso. Por ello, debes tomar las precauciones necesarias antes de firmar el contrato.

Collins Salvador, de la Corporación Peruana de Abogados, indica que la forma más segura de protegerte, es a través del contrato de alquiler.

“Este debe señalar, de manera expresa, el uso autorizado de la vivienda; asimismo, debe especificar las condiciones en que se está entregando y contener un inventario de los bienes muebles que se encuentren en su interior (detallando el estado de conservación y funcionamiento). Es necesario que dicho documento esté debidamente firmado por el inquilino”.

Por su parte, la abogada Olga Alcántara recomienda adjuntar fotos de todos los ambientes y, si estos se encuentran amoblados o semiamoblados, de los muebles y objetos, para verificar el estado en el que se entregan.

Consejos para proteger un inmueble frente al mar-Urbania.pe

Por anticipado

En el momento de realizar el contrato también debes solicitar una garantía dineraria que pueda cubrir los posibles daños causados a la propiedad o a los bienes muebles que están en su interior.

Si a pesar de contar con estas medidas, aún te encuentras intranquilo, puedes visitar tu vivienda cada cierto tiempo. Para facilitar la inspección, agrega esta cláusula en el contrato de arrendamiento. Así quedará constancia de que ambas partes están de acuerdo.

Cuando el inquilino entregue la casa al dueño, se recomienda redactar un acta de devolución en la que se deje constancia del estado en que se devuelve. Si el inmueble o el mobiliario presentan deterioros, se pueden agregar fotos para validar el hecho. Los daños deberán ser calculados y descontados de la garantía.

De sobrepasar el monto abonado, el inquilino estará obligado a cubrir la diferencia. De no hacerlo, “el arrendatario tendría que iniciar un proceso judicial reclamando la indemnización por esos daños”, puntualiza Alcántara.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:,