Si tu cocina es pequeña o se encuentra integrada a las áreas sociales, existen algunos recursos que harán que este espacio luzca más amplio.

El arquitecto Óscar Santa María indica “para generar la sensación de un espacio de mayores dimensiones, debes analizar la forma del ambiente. Si es un área alargada, es conveniente usar baldosas rectangulares de 40 cm x 60 cm. Si es cuadrada, emplea piezas de gran formato que deben medir como mínimo 60 cm x 60 cm; o usa un piso vaciado, que puede ser de cemento pulido o terrazo (cemento blanco con piedras)”, sentencia Santa María. Estas soluciones le dan un efecto de continuidad al suelo de tu departamento.

Tonos claros

En cuanto al color, lo ideal es usar un tono claro para que la luminosidad se duplique y la cocina se vea más amplia. Emplea tonalidades como el blanco y el gris tanto en las paredes como en los reposteros. La arquitecta Melissa Fernández opina que es posible usar un color pastel, como el verde, a manera de acento de color. Ponlo en los muros que estén alejadas del área de trabajo, para que no se ensucien con grasa.

Para que los reposteros no resten amplitud, procura instalar piezas de vidrio con marcos de aluminio o dales un acabado de poliuretano. Esta es una pintura de carro con una apariencia brillante que genera una sensación de amplitud. Otro detalle es evitar los tiradores para que el espacio se vea depurado. Haz rebajos en la parte superior de las puertas y cajones para abrirlos con facilidad, o instala un sistema push up.

Si deseas tener un comedor de diario, puedes optar por una barra de al menos 30 cm de profundidad, de ser para dos personas debe tener un largo mínimo de 1,20 cm. Aprovecha el área superior de la pared para colocar repisas abiertas. Debes tener presente dejar una distancia libre de entre 90 cm y 1,20 m para transitar cómodamente.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,