Aunque es frecuente que algunos ambientes compartan espacio, existen algunos recursos que puedes aplicar para crear divisiones sutiles, como pinturas, revestimiento o mobiliario.

Si el lugar es pequeño, la estrategia es dividirlo visualmente para no reducir físicamente el espacio. La arquitecta Karin Mendoza, de MO Studio, indica que una forma sutil de diferenciarlos es por el uso de elementos como alfombras y lámparas de techo, pero dentro de una paleta de colores armónica para toda el área. Cabe destacar, que ante un área muy reducida, lo indicado es colocar solo una alfombra, puede ser en la sala o en el comedor.

Otra forma de delimitar las estancias  es destacar la pared principal de una de ellas. Puedes adherir papel decorativo de tramas que llamen la atención -con imágenes de formato grande, rayas, orlas, figuras geométricas-. También es posible resaltarla instalando revestimientos, como tablas, ladrillos o piedra. No obstante, la opción más económica para diferenciar los espacios es pintar uno de los muros de un color distinto.

Si el área compartida no es tan pequeña, puedes añadir mobiliario para generar esta división. La arquitecta Melissa Fernández refiere que puedes colocar estanterías y libreros a manera de límite, deben tener alrededor de 35 cm de profundidad. Para que se aprecien ligeros, busca que sean blancos o de madera clara. Puedes elegir un modelo abierto de ambos lados, que permite el paso de la luz.

Los biombos son otra alternativa, y tienen la ventaja de que no ocupan demasiado espacio y pueden ser retirados en cualquier momento. También se usan las cortinas de tela o de otro material. Por otro lado, es posible intervenir el espacio con listones de madera, para crear una celosía. Esta trama te permitirá la división tan deseada pero sin restar el ingreso de luz.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:,