Es una tendencia que proyecta calma y relax. La arquitecta Gisella Vicente y la interiorista Fabiana Hoy te dicen qué tonos, materiales y mobiliario debes incluir en tu dormitorio para darle un aspecto nórdico.

Colores. Predominan las tonalidades claras –como el blanco, crema y gris- en las paredes y en el piso. En los muros puedes aplicar pintura látex y en el suelo de cemento, epóxica o de tránsito (para pistas). Otra alternativa es enchapar baldosas de estos colores o madera de tono claro. Para generar un contraste moderno incluye detalles en negro o gris oscuro. Pueden estar presentes en marcos de cuadros, cojines, adornos y alfombras.

Mobiliario. Se estila usar muebles blancos o cremas, o de madera clara (pino americano o tornillo) con un acabado transparente y sin brillo; que exhiban formas lineales y estén  desprovistos de demasiados detalles. Las mesas de noche y la cómoda pueden tener las clásicas patitas aguja (forma de cono invertido).

Plantas. Para acentuar la sensación de la calidez otorgada por la madera, puedes agregar plantas. Es posibles situar especies de hojas grandes (orejas de elefante, costillas de Adán, sanseviera) en un rincón del dormitorio, o ubicar pequeñas suculentas sobre el velador o las repisas.

Mantas y tapices. Se usan textiles de texturas gruesas, como las mantas y cojines de tejidos de lana, y los de tipo piel (de pelo largo). Es posible colocarlos en el borde inferior de la cama o sobre una silla o sofá. A los pies de la cama pueden ir alfombras blancas con rayas negras o con otra trama geométrica, como rombos, triángulos o cuadrados.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,