¿Amas la lectura? Pues convierte esta agradable afición en una buena excusa para incluir libreros y repisas en tus ambientes. Estos, además de ordenar el espacio,  le darán movimiento y personalidad a la decoración.

La arquitecta Ana María Villanueva explica que, si bien tener un librero en casa surge de la necesidad de quienes poseen demasiados libros, este también se presta para exhibir elementos estéticos, como adornos o retratos por lo que se puede lucir en la sala, el estar o en el dormitorio.

Las medidas

“La profundidad idónea de este mueble es de 35 cm. En ese espacio calzan perfectamente la mayoría de los libros, incluso los de formato grande, como los de arte y fotografía”, indica Villanueva, quien destaca que la distancia entre cada estante debe ser de 35 cm.

La arquitecta Melissa Fernández agrega que, si deseas que el librero cubra toda la pared de tu hogar, el ambiente debe medir como mínimo 3,5 m x 3,5 m. “En este caso, el mueble debe tener una profundidad de 32 cm”, aclara. Para evitar que el espacio luzca reducido procura que el mueble sea del mismo tono de la pared, así no ocupará demasiado espacio visual.

Si dispones de una estancia más pequeña, la solución es colgar algunas repisas. Estas pueden tener alrededor de 20 cm de profundidad. Para aprovechar el área, instálalas en la parte alta de las paredes.

A tu estilo

La madera ha sido por años el material preferido; esto por la calidez que transmiten sus vetas. Por ello, si buscas un diseño clásico, inclínate por uno de cedro o caoba con bordes tallados (estilo Luis XV o Luis XIV); si prefieres un aspecto más nórdico, opta por un modelo sencillo y de madera clara, como pino americano.

Si vas en pos de un look moderno y minimalista, la elección puede ser un librero o una repisa de forma lineal, de MDF -pintado al gloss, duco, poliuretano-, melamina o vidrio y acero. El look industrial se adquiere con estructuras de hierro y tableros de madera, vidrio, OSB (tablero de astillas prensadas) o triplay.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,