Generan una luz más suave y cálida. Si bien las lámparas de pie son un complemento de la iluminación general, pueden convertirse en las estrellas del lugar

La interiorista Úrsula Martínez Korswagen recomienda ubicarlas a los lados de un sofá, en la esquina de un escritorio o en cualquier lugar donde se quiera acentuar la iluminación indirecta de una habitación. Para que no compitan en importancia con la luminaria de techo, esta última debe ser sencilla y discreta.

La arquitecta Johanna Tresierra indica que si el ambiente es muy amplio y queremos centrar la luz en una zona o si el techo – de tamaño regular (2,40 m)- solo tiene dicroicos, es posible lucir una lámpara cuya pantalla cuelgue sobre la mesa de centro, como la clásica Arco, creada en 1962 para la marca Italiana Flos. También existen modelos articulados para darle el ángulo deseado. Estos, además, se pueden usar en un comedor (la pantalla debe estar suspendida en el centro de la mesa, como mínimo a 80 cm del tablero).

Si buscas un toque chic, opta por un diseño de metal brillante, puede ser plateado, cobre u oro rosa. Un aire nórdico se logra con modelos lineales y sencillos, como una base trípode de madera clara y una pantalla de tela blanca o crema.

“Para un estilo moderno, se pueden emplear piezas hechas de acero, hierro o bronce, de líneas simples y que sean minimalistas”, indica Martínez Korswagen. Una propuesta que sigue esta tendencia y también se luce en estancias retro es el Saltamontes, de Greta Magnusson Grossman, creada en 1947.

En un espacio clásico es apropiado un diseño de cristal, vidrio o que tenga combinaciones de metales con piedras preciosas. Por lo general son más ornamentadas. En el caso de buscar algo más industrial, lo adecuado es apostar por las piezas de hierro que sean similares a las que se usan en las fábricas. Estas pueden ser de metal en su tono natural o pintadas de negro para un toque más neutro. Si deseas que destaquen aún más, opta por las que exhiban un color intenso como rojo, amarillo o verde. Tú eliges.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,