Sepa cuáles son las piezas que más se adaptarán a su espacio y los colores que ayudarán a que luzca más amplio.

El aspecto más importante en el momento de diseñar la cocina es la elección del mobiliario, pues de eso depende que el espacio se vea amplio, ordenado y funcional.

Si posee un ambiente grande, la interiorista Abdhalá Kouri, de la empresa Maison Office Design, explica que los reposteros bajos pueden tener una profundidad de 65 cm, y los altos, 35 cm. Agrega que también es posible instalar una isla de entre 70 u 80 cm de ancho, pero si ella reduce demasiado el área o si el ambiente posee una forma irregular, es posible optar por una península, que es la prolongación de uno de los muebles bajos que da como resultado un diseño en L.

COMPARTIDO. En las cocinas abiertas se recomienda utilizar una barra como mesa de comedor.

COMPARTIDO. En las cocinas abiertas se recomienda utilizar una barra como mesa de comedor.

“La zona de almacenaje puede trabajarse con muebles de piso a techo, y puertas batientes o extraíbles”, indica Kouri. Estos se ubican en toda una pared o al lado de los muebles altos y bajos. En cuanto a los materiales, lo más indicado es trabajar combinaciones de vidrio y MDF enchapado en madera o con acabado de poliuretano. Al ser una cocina amplia, la paleta de colores no tiene límites, es posible usar tonos claros u oscuros, pues no reducirán visualmente el espacio. No obstante, si el ambiente no cuenta con buena iluminación, lo recomendable son las tonalidades claras.

DIMENSIONES REDUCIDAS
La diseñadora Ani Meier, dice que si tiene un espacio pequeño, lo mejor es que los muebles bajos midan como mínimo 56 cm de profundidad para instalar sin problemasuna cocina encimera a gas o eléctrica; en tanto, los altos deben tener al menos 30 cm de profundidad. En cuanto a los últimos, la profesional refiere que no es necesario que se cuelguen en todas las paredes, también es posible reemplazarlos con repisas o estantes abiertos, y así evitar que el espacio luzca saturado.

Asimismo, hace hincapié en que el pasadizo de circulación debe tener como mínimo 90 cm de ancho. Esta medida permitirá que las puertas de los reposteros se abran sin obstruir el paso. Otro detalle importante es que si el ambiente es abierto a la sala, debe proyectar orden; por ello, se recomienda que los muebles tengan puertas, estas lucen más ligeras si son de vidrio arenado y perfiles de aluminio. Del mismo modo, si el espacio es muy reducido, es preferible colocar una barra que reemplace la mesa de comedor.

Finalmente, Meier aconseja utilizar colores blancos y enchapes de madera natural en tonos claros.

Etiquetas:, ,