Aunque es un cambio extremo, derribando paredes es posible proyectar espacios amplios. El arquitecto Marco Sandoval refiere que es posible unir dos áreas o más; es decir, la sala-comedor con la cocina, o incluso puedes crear un ambiente que también integre el dormitorio.

Esta alternativa favorece más a las viviendas pequeñas, pues según argumenta la arquitecta Olenka Marquina, al no haber divisiones, las estancias lucen más amplias. Además, la luz natural no encuentra barreras si se extiende por todo el espacio.

Espacios compartidos-Urbania.pe

Debes tener presente que antes de derribar cualquier muro es necesario verificar que no sea portante (que soporte las cargas de la estructura). Para esto, tienes que revisar los planos de la vivienda.

“Antes de iniciar la obra es preciso acudir al municipio y verificar si los cambios que deseas hacer están permitidos. Por ello, tienes que llevar los nuevos planos firmados por un ingeniero o un arquitecto, y solicitar la autorización”, recalca Sandoval.

Espacios compartidos-2-Urbania.pe

Armonía

Una vez que hagas tu remodelación, es preferible delimitar cada espacio de manera visual con el fin de generar una sensación de orden. En el caso de la sala y el comedor, es posible enmarcarlas con alfombras; la cocina, por otro lado, puede lucir un tipo de piso diferente y resistente a la humedad (cerámicos, o porcelanatos).

Espacios compartidos-3-Urbania.pe

Otra forma de establecer límites visuales es crear una zona de almacenaje a manera de altillo en el área del dormitorio. Así, diferenciarás los espacios por sus distintas alturas y tendrás un espacio para guardar la ropa de cama o de vestir. Marquina añade que existen cerramientos automatizados que logran dividir momentáneamente los espacios . “También se usan paneles corredizos tipo rollers, que te brindan privacidad cuando lo requieras”, asegura.

 

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,