La primera impresión es la más impactante, por ello debes procurarle al recibidor la atención que se merece, sin importar que se trate de una zona reducida en tu hogar.

El arquitecto Óscar Santamaría señala que esta zona puede medir como mínimo entre 2 m2 y 3 m2. En esta área puedes colocar un tablero que funcione como consola volada, así lucirá más depurada. Puede ser de melamina, MDF pintado con poliuretano o tableros de cuarzo, mármol, granito, etc.

La arquitecta Carla Cruz indica que debe tener, al menos, 20 cm de profundidad. Sobre ella coloca una lámpara de mesa y algún accesorio, como un bol decorativo, un jarrón o un cuadro. En la pared puedes colgar un espejo que tenga el mismo largo de la consola.

Si dispones de un poco más de espacio, puedes incluir una consola con cajones o un aparador. Acompáñalo con una lámpara de pie, un perchero o una silla de diseño escultórico.

Consigue un toque más informal, pero que brinde comodidad a tus invitados, añadiendo una banca larga de madera, decorada con cojines. Para un toque cálido, puedes optar por diseños étnicos con tramas geométricas. Complementa con un cesto de fibra natural.

Para destacar este ambiente, puedes pintar con látex tramas lineales o geométricas en la pared, pues le darán un toque moderno al lugar. Cruz agrega que también es posible pegar un papel decorativo de diseños geométricos o tridimensionales (como cubos). Otras alternativas son los modelos clásicos de orlas, medallones y flores. Si pretendes darle un toque urbano, inclínate por los que lucen imágenes de cemento pulido o de ladrillos.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:,