Transformar un baño simple y sobrio en uno con aires románticos no es una tarea complicada. Aquí te decimos cómo conseguirlo.

Este espacio íntimo- al igual que cualquier ambiente del hogar – requiere de un diseño especial y de un toque personal. La diseñadora de interiores Nikohl Cadeau cambió completamente la estética de un baño que lucía aburrido y lo transformó en uno femenino que invita al relax.

El cambio se logró simplemente con detalles en accesorios. No modificó el acabado en las paredes ni el aspecto de los pisos, solo agregó toallas, alfombras, un mueble rústico con canastas y piezas decorativas totalmente femeninas. Los espejos con molduras vintage marcaron el estilo en el baño y se ubicaron uno frente a otro para lograr un juego de reflejos.

Fuente: Decasa

 

urbania 23