El diseñador y arquitecto español Nacho García de Vinuesa, responsable de la decoración de los restaurantes y hoteles más importantes del mundo, abre las puertas de su amplia vivienda y muestra cada rincón bien decorado.

Al observar los espacios principales de esta casa de 600m2,  se respira puro arte y diseño. El interiorista apuesta por los materiales naturales como el cristal, la piedra, el metal y la madera, armoniza todos los elementos con antigüedades y piezas de arte.  Su estilo combina una imagen limpia y un toque de modernidad con objetos de diseño.

Todos los ambientes tienen una distribución tradicional, incluye muebles de distintas líneas y paredes cubiertas con cuadros de gran formato. Los espejos sinuosos son otros detalles decorativos predominantes en los espacios.

Fuente: Decasa

 

urbania16