Aprende a diseñar una cocina visualmente amplia en pocos metros. Aquí te contamos cómo conseguirlo.

La cocina es uno de los espacios principales de la casa. Si tienes una cocina pequeña, puedes seguir estos consejos para lograr un espacio ordenado, limpio, iluminado y sobre todo visualmente grande.

Para empezar, debes elegir los colores claros. No puedes tomarte la licencia de usar los tonos fuertes, porque terminarás reduciendo el ambiente y atenuando la iluminación. Por eso, lo ideal es seleccionar una gama de tonos suaves y frescos como base, además, tienes la alternativa de jugar con los acentos de color. En este caso, usa el amarillo, verde, rojo o naranja en accesorios o muebles pequeños.

Sin lugar a dudas, el blanco es la alternativa más recomendada, ya que aporta luz y genera una perfecta sensación de limpieza. Recuerda que mientras más iluminado esté el ambiente, más grande se apreciará. No uses luces específicas o indirectas, porque generan sombras y no ayudan en la propuesta.

Lo indispensable en una cocina de pocos metros es incluir muebles de colores claros, sin detalles excesivos y de líneas simples. Otra clave es revestir los pisos con madera o piedras naturales que aporten luz y transmitan calidez.

urbania11