Te enseñamos cómo darle un nuevo aire al cuarto solo con texturas y colores.


La decoradora española Marisa Gallo tiene un nuevo reto: redecorar una habitación de pareja con pocos elementos. Los dueños de la casa no desean una habitación con tonos fuertes ni arriesgados, sino una mezcla de colores suaves y cálidos. Además, prefieren conservar gran parte del mobiliario en su estado natural.

El primer elemento a cambiar es la cabecera de la cama, la cual está tapizada en una tela blanca, lisa y poco llamativa. La experta retapizó este elemento con terciopelo en tono tierra, una opción que aporta mucha textura y una delicada nota de color al espacio.

También le dio una nueva vida a la pared principal, la recubrió con papel decorativo texturado y le dijo adiós a las típicas rayas que vestían esta zona. Los estores y las paredes también recobraron fuerza, y se buscó un tono cenizo que aportó un aire fresco al espacio.

 

Fuente: Decasa

 

urbania 20