La tranquilidad que transmiten sus calles, la presencia de áreas verdes y su clima agradable son algunos de los atributos que ostenta La Molina y que atraen la atención de los compradores.

José Luis Ayllón, director técnico del Instituto de Construcción y Desarrollo de Capeco, indica que son en su mayoría familias que desean no estar tan cerca de la ciudad, sino más próximos a sus familiares, o tienen hijos que estudian en la zona.

“De acuerdo con el vigésimo primer estudio ‘El mercado de edificaciones urbanas en Lima Metropolitana y el Callao’, los demandantes de vivienda que indicaban a La Molina como distrito idóneo para vivir mencionaron las siguientes razones de preferencia: cercanía a la familia (31,25%), seguridad (25%), zona céntrica (25%), proximidad al trabajo (6,25%), cercanía a los colegios (6,25%) y por costumbre (6,25%)”, señala Ayllón.

Viviendas amplias

La abogada inmobiliaria Carla Peralta Hu reafirma que es un distrito orientado a la familia. Explica que esto se evidencia por la amplia extensión de las propiedades –algunas casas llegan a tener más de 1.000 m2 –. Agrega que, en el caso de los condominios, estos cuentan con amplias áreas verdes y zonas de esparcimiento.

“La mayor densidad poblacional se centra en Camacho, La Molina Vieja, Rinconada Alta, Rinconada Baja, Rinconada del Lago, La Planicie, Huertos de La Molina y Club Campestre Las Lagunas”, agrega Peralta. El precio del metro cuadrado construido de las casas asciende a S/7.001 y el de los departamentos, a S/6.090.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:,