Es un área consolidada que se ha convertido en un lugar deseable para vivir entre los adultos y adultos mayores. Según explica Ramiro Castro, gerente de Operaciones y Logística de Quam Consultores, este tipo de compradores busca zonas netamente urbanas, tranquilas, seguras, con áreas verdes y espacios donde puedan relajarse.

“Los compradores prefieren adquirir una propiedad en San Isidro, por encima de Miraflores y La Molina, por la tranquilidad y por el fácil acceso”, asegura Castro. Recalca que al ser un público más tradicional, la mayoría de los proyectos inmobiliarios que se construyen son residenciales, es decir, sin áreas comunes, como juegos infantiles, salas de usos múltiples o piscinas.

Por su parte, la abogada Carla Peralta Hu, especialista inmobiliaria, refiere que el tipo de población que reside en este distrito es de los niveles socioeconómicos A y B. “Es un comprador con familia constituida, socialmente estable, y también es un empresario o un profesional”, afirma.

Entre los sectores más codiciados están las inmediaciones del bosque El Olivar y del Lima Golf Club por ser áreas exclusivas y con espacios verdes. “La última zona es la más cara, ya que el precio del metro cuadrado construido de los departamentos de estreno cuesta aproximadamente US$ 2.500. Estos tienen un área mínima de 200 m2”, recalca Peralta Hu. Otras alternativas más económicas se sitúan en las calles próximas a los distritos de Lince, La Victoria, Jesús María y Surquillo. El precio por metro cuadrado construido de los departamentos de estreno fluctúa entre US$1.500 Y US$1.800. Es posible encontrar alternativas desde 75 m2.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,