La desaceleración en la venta de viviendas impide que las inmobiliarias cumplan a tiempo con el porcentaje de preventas requerido por los bancos para que financien sus proyectos. Por ello recurren a los fondos de inversión.

Según Alberto González Neumann, director gerente de la consultora CIDI Management, mientras más demora una obra en comenzar, se generan otros problemas, porque la gente interesada en comprar quiere ver avances para tomar la decisión. “La estructura de financiamiento que plantean los bancos ya no funciona. Hoy, requerir 25% de preventas es mucho, porque lo que antes se vendía en pocos meses ahora sale en más de un año”.

Las inmobiliarias pequeñas están vendiendo sus lotes porque ya no quieren tomar riesgos y esperan recuperar…

Ante este escenario, los fondos de inversión cambiarían esta situación. Según González, los fondos tienen la intención de comprar toda preventa con tal de arrancar la obra. Para eso, los fondos buscarán obtener menores precios. El desarrollador deberá evaluar cuánto le conviene, si es que no quiere que el proyecto se estanque y qué tanto afecta su utilidad. “Es una situación ventajosa para los fondos, pero aún sigue siendo negocio para todos”, afirmó el ejecutivo.

Inmobiliarias pequeñas venden sus lotes para no perder-Urbania.pe

En promedio, para las compañías, las rentabilidades son las mismas, pero lo que un proyecto podía alcanzar en 2 años, anteriormente, ahora le toma el doble de tiempo.

Por otro lado, el mercado inmobiliario empieza a vivir otra situación: la adquisición de terrenos que ya tienen proyecto aprobado. Es decir, las inmobiliarias pequeñas están vendiendo sus lotes porque ya no quieren tomar riesgos y esperan recuperar (e incluso ganar) algo por lo invertido antes de que la licencia caduque.

Fuente: Portafolio  (suplemento de El Comercio)

 

¿Piensas mudarte al Cercado de Lima? Aquí encontrarás más de 500 anuncios de inmuebles disponibles .

Etiquetas: , , , ,