El arrendar una vivienda siempre conlleva el riesgo de que un mal inquilino se retrase en los pagos y se niegue a abandonar la casa. Por ello, la ley del desalojo rápido establece que en 15 días el arrendador (propietario) puede desalojar al arrendatario (inquilino) si incumple con ciertos requisitos.

La abogada Rossana Natteri, del Estudio Olaechea, refiere que “se procede al desalojo por terminación del contrato por vencimiento del plazo, resolución contractual por mutuo acuerdo, incumplimiento de pago de la renta convenida o cuota periódica pactada por dos meses consecutivos dentro del plazo contractual, incumplimiento de pago de los conceptos complementarios (mantenimiento, servicios, etc.) por seis meses consecutivos y uso del inmueble con un fin distinto al de vivienda”.

lo-que-debes-saber-sobre-la-ley-de-desalojo-rapido-urbania-pe

Cláusulas

Para poder aplicar esta ley, es necesario que en el contrato de alquiler se haya incluido una cláusula de allanamiento con los puntos antes mencionados y que el contrato esté legalizado por un notario o, en su defecto, por un juez de paz, precisa la abogada Olga Alcántara.

El inquilino no podrá oponerse al proceso, salvo que, al contestar la demanda, pruebe que ha pagado lo que debe o que el contrato ha sido renovado.

En la próxima edición: todo sobre las empresas administradoras de edificios.

Mira departamentos disponibles en Surco.

 

HAZTE FAN DE URBANIA…

 

Etiquetas:,