¿El crecimiento considerable del sector inmobiliario ha representado una traba para el sector industrial? 

El sector industrial posee los terrenos más baratos y, por ende, los más deseados por desarrolladores de vivienda o comercio. Al predominar construcciones de este tipo, obliga a las industrias a alejarse más de la ciudad producto del pensamiento de la no convivencia entre fábricas y viviendas, según la consultora Binswanger.

Hay industrias que por su actividad y emisiones deben estar alejadas de la ciudad, pero muchas otras pueden convivir con el comercio y viviendas promoviendo espacios en los que la gente puede vivir, trabajar y transportarse en armonía.

La localización de la industria, por su naturaleza, es la primera promotora de expansión de una ciudad.

Binswanger resalta la necesidad de contar con una regulación seria y estricta de uso de suelo industrial

Cuando la industria se establece en las afueras (por ejemplo Huachipa, Lurín o Chilca) una serie de otros servicios tienden a seguirla, como vivienda, bancos, restaurantes, etc.

Toda esta expansión del espacio urbano genera nuevos problemas para la ciudad. Aparece la necesidad de nuevas pistas de acceso, tuberías de agua y desagüe, comisarías, electrificación y todos aquellos servicios que son costosos para el estado.

A todo eso le sumamos el aumento de tráfico vehicular y la degradación ambiental.

Sector inmobiliario desplazaría a las industrias

A todo esto debemos añadirle un problema aún mayor, el aumento en el costo de vida. Por ejemplo, los cigarros y jabones que llegan al puerto del Callao y que antes se almacenaban en lugares cercanos, hoy se almacenen en estos nuevos centros logísticos ( Huachipa, Lurín o Chilca) para luego ser nuevamente regresados a la ciudad.

Este encarecimiento en transporte tiende a aumentar los precios finales de los productos y por ende de la canasta familiar.

Así, Binswanger resalta la necesidad de contar con una regulación seria y estricta de uso de suelo industrial que permita la zonificación de nuevas y futuros terrenos industriales.

Con una regulación de suelos se pretende que los terrenos industriales sean exclusivos para la actividad industrial y prohibidos para fines comerciales o de vivienda, para así, promover la competencia dentro de los diferentes usos industriales en vez de competir con otros sectores.

Sin un estricto control de suelo la industria será expulsada cada vez más lejos por sectores de vivienda y comercio ocasionando que  la ciudad siga creciendo y expandiéndose sin control encareciendo la vida de todos.

Fotos: Gestión.pe

Etiquetas:, ,