En ocasiones el amor a primera vista te puede cegar. Sientes que es la casa que tanto buscaste, tiene habitaciones amplias y bien iluminadas, incluso posee jardín, y  un precio atractivo. No dejes que la emoción te gane, antes de firmar el contrato debes asegurarte si la zona es segura.

Víctor Saldaña, de Saldaña Consultora Inmobiliaria, explica que una señal de alerta es “si se ubica en un sector solitario, alejado de comercios o de áreas de tránsito. Si es así, el lugar puede ser riesgoso para vivir”.

También debes observar si en esa cuadra y en las aledañas hay servicio de vigilancia policial, municipal o particular (puede ser contratado por una empresa que se sitúe en el lugar o por los vecinos). Del mismo modo, si hay cámaras de seguridad en las vías que puedan ofrecerte cierto grado de confianza.

La especialista Minerva Mansilla, de Minerva Studio Inmobiliario, agrega que para saber si es un barrio seguro “es posible preguntar a las personas que viven ahí o a los negocios que estén en esa cuadra. Asimismo, a familiares o amigos que hayan residido cerca o en la zona donde te quieres mudar”. Recomienda, además, averiguar si cerca de este lugar se realizan muchas actividades o hay locales, como pubs y discotecas; pues debes evitar áreas de alto comercio o vida nocturna, para ahorrarte malos ratos presenciando escándalos o rencillas.

Finalmente, aconseja visitar el lugar dos o tres veces para saber cómo varía el movimiento a lo largo del día; puedes ir en la mañana, en la tarde y en la noche. Y, sobre todo, si tienes hijos en edad escolar o universitaria, debes verificar si la ruta de tu casa al paradero reviste algún riesgo para su integridad.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:, ,