Voiced by Amazon Polly

Si bien los departamentos usados tienen un menor precio que los de estreno, es importante tener una serie de consideraciones para no arrepentirse en el futuro.

Antes que nada es importante saber que el costo de un inmueble usado puede ser entre un 20% y 30% más económico que uno nuevo, aunque se calcula que también genera un costo aproximado de hasta un 3% del costo del
inmueble por gastos que implican arreglos, mantenimiento de las instalaciones y trámites. Por ello, es bueno hacer números y valorar las reparaciones futuras, pues un departamento se considerará no rentable si el costo de arreglos supera el 10% del inmueble.

Para Miguel Zegarra, agente de la Asociación Peruana de Agentes Inmobiliario, lo primero es revisar que las instalaciones eléctricas y las cañerías y desagües estén en buen estado. “También habrá que ver al detalle el estado de las puertas y ventanas. Además, es aconsejable hacer varias visitas a distintas horas del día, de forma que se puede observar si la casa es luminosa u oscura, si es ruidosa en ciertos momentos o si los vecinos son molestos”, detalla el agente inmobiliario.

Otro paso imprescindible es ir al registro de bienes inmuebles de Sunarp para confirmar quién es el titular del departamento, así como comprobar si el departamento en cuestión no se encuentra alquilado a un tercero. Por último, es aconsejable hablar con los vecinos a fin de conocer las refacciones que ha tenido el edificio o condominio, conocer los pagos mensuales por mantenimiento y enterarse de cualquier situación excepcional.

Tasación

La mejor forma de saber el valor real de una vivienda es a través de una tasación. Según el agente Miguel Zegarra existen diversas formas de tasar un inmueble y de verificar si el precio que nos ofrecen está acorde con su valor en el
mercado. La principal es verificar el precio de una tasación comparando el precio del predio con otros bienes de similares características, cuyo valor sea conocido. Con ello obtendremos un valor unitario del m2 de inmueble que multiplicado por los m2 del inmueble objeto de valoración supondrá el valor de mercado del mismo.

Eso sí, lo recomendable es encargarle este trabajo a un arquitecto que cuente con formación específica en materia de valoración, y que pueda elaborar un informe destinado a determinar el valor de los inmuebles en el mercado, tomando como referencia tanto la oferta como la demanda en un determinado momento, así como la superficie del inmueble, su antigüedad y conservación, los materiales de construcción y acabados, y la ubicación, entre otros tantos factores. Si bien este trámite puede generar un costo extra (entre S/600 y S/2.500), conviene realizarlo una
sola vez para tener una idea clara de los precios en el mercado de acuerdo a nuestras necesidades.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas: