Los muebles metálicos siguen siendo una tendencia y aportan un inconfundible aspecto moderno, elegante e industrial. Por ello, es común contar con mobiliario de hierro y acero, como estantes, camas, sillas, gabinetes o mesas. Cualquiera sea el caso, es fundamental tener una idea clara del mantenimiento adecuado que requieren estos muebles para conservarse en perfecto estado.

La diseñadora de interiores Helen Terrones, explica que para la limpieza diaria de estos muebles o ideal es pasar por sobre la superficie metálica un paño suave ligeramente humedecido o bien un pañuelo de microfibra, y en caso de manchas, la recomendación es usar agua con algún detergente que no contenga jabón.

Ante la aparición del óxido, en cambio, el proceso es algo más complejo, y se debe de usar una malla metálica o cepillo para lijar la parte afectada, y a continuación se coloca una mano de pintura para hierro, lo que ayudará a que se adhiera menos óxido. En el caso de artículos pequeños o adornos cromados, se deberá aplicar cera microcristalina en capas finas, a través de movimientos circulares, hasta que quede completamente seco.

En el caso del acero es importante limpiarlo de acuerdo a su acabado; es decir si es pulido brillante, satinado o mate, pues existen pulidores y abrasivos idóneos para cada uno.

Datos:

  • Lo ideal es que los muebles de hierro lleven una pintura con anticorrosivos en su composición.
  • Si el metal está oxidado se puede lijar y aplicar una laca mate, para que no sea peligroso al tocarlo.
  • Para el mantenimiento del acero satinado, se debe usar esponjas de grano ligero. Para el mate y brillante, será mejor utilizar trapos o franelas.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas: