Voiced by Amazon Polly

Es fundamental acondicionar el dormitorio para disfrutar de un tiempo de relajación y sueño. Para la decoradora de interiores Grazzia Gallo, la ropa de cama será un elemento crucial no solo en la personalidad del dormitorio, sino en el confort que brindará a la hora del descanso. Por ello, es importante saber elegir el tipo de sábanas, cojines, almohadas y edredones.

Gallo explica que en el caso de las sábanas, el material y la cantidad de hilos serán las principales variables a tomar en cuenta. “El conteo de hilos en sábanas consiste en saber el número de hilos que pueden encontrarse en una pulgada cuadrada de tela (6,45 cm2), y que incluyen tanto los hilos horizontales como los verticales. Aunque en el mercado existen sábanas de distinta cantidad de hilos, aquellas con más de 200 hilos son consideradas de muy buena calidad, siendo las de 400, las llamadas premium. En el caso de aquellas que superen los 500 hilos podrían resultar rígidas, pesadas y algo ásperas”.

Idealmente, las sábanas deberán ser 100% de algodón por un tema de comodidad y frescura, aunque existen, sábanas de 180 hilos fabricadas con una mezcla de algodón y percal, que resultan una muy buena alternativa para las camas de los niños o adolescentes, en gran parte por su resistencia y comodidad, y por su poca capacidad de arrugarse.

En cuanto a los edredones, estos pueden ser de fibra o acrílicos, los mismos que son transpirables y antialérgicos, y pueden ser lavados en la lavadora. Existen edredones de distintos gramajes, los mismos que se adaptan a las diversas estaciones. Los edredones sintéticos tienen normalmente un relleno de poliéster convencional o bien de una fibra hueca siliconada y transpirable. Su tejido exterior suele ser de algodón.

Actualmente el mercado ofrece almohadas antialérgicas, tratadas con teflón, antiácaros, con resortes independientes, rellenas de pluma de ganso, ortopédicas y cervicales.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:,