La humedad en paredes y muros interiores se pueden deber a distintas causas: condensación del agua contenida en el ambiente interior, capilaridad del terreno o por filtraciones desde el exterior. Sea cual sea la causa, existen varios efectos en las paredes debido a la excesiva humedad, entre ellos manchas negras por acumulación de moho, descascaramiento de la pintura y cerquillos amarillentos en las partes bajas de las paredes.

Para Virginia Laporte, arquitecta y decoradora de interiores, lo más importante para prevenir que la humedad se filtre por las paredes es mantener el espacio con ventilación constante y, en zonas con alto índice de humedad, recurrir a pinturas con impermeabilizante hidrorresistente, las mismas que son elaboradas con resinas de silicona que impiden filtración de agua.

“Es importante que los espacios sean iluminados y ventilados siquiera un par de veces al día para evitar la presencia de ácaros y moho. Incluso, es recomendable, en ciertas zonas cercanas a la costa, el uso de dehumedecedores o bolas secas, a fin de alejar los malos olores” explica la experta, quien refiere que, en caso de rastros de humedad en las paredes, una solución temporal es utilizar una solución con cuatro partes de agua por una de lejía, y aplicarla sobre la zona afectada. En el caso de manchas de salitre, la mezcla será de un litro de ácido muriático con diez litros de agua. En ambos casos, se deberá dejar secar por dos días antes de cualquier limpieza o pinpado posterior.

Más allá de las soluciones temporales, Laporte explica la importanicia de recurrir a profesionales de la gasfitería para erradicar el problema de raíz. “Cuando el problema viene de las tuberías o de alguna fuga, es importante solucionarlo cuanto antes. Una vez identificada la fuga y solucionada, lo siguiente será lavar muy bien la superficie afectada, aplicar cloro doméstico y dejar secar un tiempo antes de aplicar una nueva capa de pintura.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:, ,