Voiced by Amazon Polly

Para la diseñadora de interiores y directora de arte, Cristal Raygada, las luminarias de un comedor y su disposición dependerá de las dimensiones del comedor, si el ambiente es usado también como sala de estar, de la altura de los techos, de la forma y tamaño de la mesa principal y, sobre todo, del estilo y estética que se pretenda impregnar en el lugar.

Como regla deben existir de 50 a 80 centímetros de distancia entre la mesa y la lámpara, para que esta no deslumbre a los comensales cuando estos se sienten a comer, e idealmente, usar una luz cálida. Además, la lámpara no deberá ser nunca más grande que la mesa y su diámetro normalmente oscilará entre los 50 y los 75 centímetros.

En el caso de una mesa alargada lo conveniente será iluminar el espacio con varias lámparas pequeñas, y en cuanto a las mesas de vidrio, se tendrá que tener especial cuidado en evitar los reflejos molestos. Respecto a comedores con techos muy altos, lo ideal será colocar una o varias lámparas, de gran tamaño, lo que no solo otorgará una buena iluminación, sino que dejará que las lámparas sean protagonistas (idealmente colocadas a diferentes alturas) como auténticas obras de arte.

Las lámparas con los bombillos a la vista pueden trasmitir un look industrial y las arañas clásicas de cristal podrían combinar muy bien en un ambiente vintage o tradicional. Para un toque más simétrico, conviene separar la iluminación central en tres lámparas pequeñas colocadas de forma lineal, mientras que si se busca algo minimalista, una buena opción son las lámparas empotradas y los discretos dicroicos.

DATOS:

  • Es importante que la lámpara se ubique alineada al centro de la mesa, no al centro de la habitación.
  • Si tenemos poca luz no obtendremos buena definición del color y esto afecta nuestra percepción de los platos.
  • Lo ideal será combinar diferentes luminarias. Así se puede resaltar algún objeto o mediante una luz puntual o combinar lámparas de pie y mesa.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:,