¿Tu sala es pequeña y no sabes cuántos ni qué sofás elegir? La clásica combinación de muebles 3-2-1 no es para tu estancia, pues no cabe en ella. Por ello, debes apostar por algo diferente.

La arquitecta Carla Cruz indica que para espacios pequeños, que pueden ir desde los 9 m2 hasta los 12 m2, lo ideal es usar un solo sofá de gran tamaño. “Este debe tener un aspecto ligero, para que el lugar se aprecie armonioso. Para que vaya acorde con las dimensiones de la sala, un modelo de dos cuerpos debe medir 1,40 m x 85 cm; y uno de tres cuerpos tiene que tener en promedio 1,80 m x 85 cm”, explica Cruz. Es preciso que el respaldar sea bajo, con una altura de 90 cm desde el piso hasta el borde superior del respaldo, pues así no lucirá aparatoso.

Para completar el juego, es posible optar por una banqueta de 1,20 m x 50 cm. Al no tener respaldo, el ambiente se apreciará más despejado. También se puede complementar con una butaca y un puf. Actualmente, se están usando sillas de modelos icónicos, que lucen una estética ligera y estilizada. Entre ellas están las Diamond, creadas por el norteamericano Harry Bertoia; unas que tienen una línea más futurista son las Panton, de Verner Panton; otra pieza que se luce en una sala es la Tulip, de Eero Saarinen. Puedes encontrar versiones similares a estos modelos en las tiendas por departamentos.

Si deseas agregar una cálida cuota escandinava, elige una silla Wishbone, de Hans Wegner, que es de madera y tiene el asiento tejido. Para un toque más acogedor, coloca encima un cojín peludo de piel sintética. Cruz destaca que los muebles seccionales en L también se usan en espacios pequeños, pues con ellos se aprovecha el área y se consigue un asiento extra.

La elección del tapiz también es importante. Intenta alejarte de los colores oscuros, pues le dan peso visual al espacio. Para los sofás de mayor tamaño, opta por textiles o materiales vinilizados de tonos claros, como blanco, hueso, gris o beige. Las tonalidades pastel, como celeste, rosa y amarillo, también son apropiadas. El toque de color ubícalo en las piezas más pequeñas, como una banca, una silla o una butaca. Si buscas telas resistentes, decídete por las microfibra y chenille, que se limpian con un paño humedecido en agua mineral. Si la mancha es difícil, puedes aplicar jabón neutro para telas.

HAZTE FAN DE URBANIA…

Etiquetas:,