Voiced by Amazon Polly

La diseñadora de interiores Camila Valdivia explica que la forma más simple y sencilla de renovar un mueble de madera es a través de una nueva capa de pintura. “Esta deberá de ser del mismo tono original o alguno cercano. Para ello, se deberá primero eliminar las viejas capas de pintura desgastadas con una lija. Luego, es necesario retirar el polvo con un trapo y aplicar la nueva pintura, siempre siguiendo la dirección de la veta de la madera para un resultado parejo. Por último, se espera a que el mueble se seque completamente, y se procede a un nuevo lijado para dejar la superficie totalmente lisa”.

Existen diferentes tipos de pinturas. Si se elige poliuretano, glos o acrílico se obtendrá un acabado brillante o perlado. Si se prefiere un acabado mate, se podría escoger un acabado al duco.

En el caso de buscar una técnica wash con efecto envejecido, se deberá elegir preferiblemente madera de buena calidad, como el roble, la caoba o el cedro. Es importante que el tratamiento del mueble se haga en un espacio abierto para evitar el ingreso del polvo a la casa, y acelerar el secado de la pintura. Se utilizará una lija sobre la superficie y luego una capa de pintura. Esta se dejará secar de un día para otro, se volverá a lijar e inmediatamente se aplicará una nueva mano de pintura en un tono distinto. Finalmente, se lijarán las endiduras y bordes del mueble para que queden en evidencia algunos restos de la primera capa, y así dar el efecto lavado y envejecido que estamos buscando.

Es importante lijar en los lugares en los que sea más usual el desgaste de una pieza de mobiliario, como la parte superior, los bordes, las esquinas y los perfiles de las patas. Para estos lugares lo mejor es usar una lija de grano medio.

Por último, se puede proteger la pieza con una capa de cera teñida que se puede encontrar en cualquier ferretería y que le dará mayor duración al efecto wash.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:, ,