Voiced by Amazon Polly

La diseñadora de interiores Lucía Retamar señala que lo primero es cuidar la proporción del mobiliario. Teniendo en cuenta de que hablamos de un espacio pequeño, es aconsejable colocar solo los muebles más indispensables y que a su vez se vean ligeros y de líneas sencillas, como los sofás o maceteros con patas delgadas. Se debe evitar las mesas de centro robustas, pues limitan el movimiento y se ven pesadas. Una buena idea es elegir una mesa de centro con superficie de vidrio, lo que añadirá una sensación de ligereza.

Retamar también sugiere colocar el televisor, en caso se utilice en la sala, empotrado en la pared. Y en cuanto a la paleta de colores, es conveniente utilizar aquellos que hagan de este espacio social un lugar iluminado, como los tonos neutros y, sobre todo, claros. Además, es ideal considerar el uso de repisas voladas y del mismo tono que la
pared para colocar objetos decorativos, libros o flores.

Otra pieza que ayudará en la tarea de que la sala se vea más grande es un espejo. Si en la sala hay un ventanal, conviene colocarlo al frente de este, para que así refleje la vista y se obtenga el efecto visual de tener otra ventana. Por último, es importante buscar un equilibrio y no atiborrar el espacio de artículos, cuadros y fotografías, pues
dará una impresión de desorden.

Datos:
1. Cuando la luz recae sobre los tonos claros se crea un efecto visual de amplitud.
2. Los accesorios pueden mantenerse en el mismo tono que la habitación.
3. Si se colocan cuadros es preferible utilizar marcos del mismo tono que la pared y
usar solo un muro para no saturar el ambiente.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:,