Voiced by Amazon Polly

En un jardín pequeño (desde 2m2 hasta 20 m2) se podrá optar por un mobiliario básico; dos o tres sillas y una pequeña mesa para generar un espacio de relajación e intimidad. Además, es posible elegir un jardín vertical y así optimizar el espacio. Este se puede instalar con un sistema de bolsillos que requiere de una pared o una estructura
de material inoxidable que lo sostenga. Si no eres un aficionado a la jardinería, es conveniente que optes por plantas que no requieren de demasiado cuidad, como las suculentas y los cactus porque toleran largos periodos sin agua y son resistentes a las plagas.

La decoradora Virginia Laporte explica que en el caso de jardines más amplios, desde 21 m2, estos pueden separarse en varias zonas, y delimitarse por una o varias pérgolas. Estas, en su mayoría, cuentan con telas que además de ayudarnos con la decoración, poseen protección UV. Una buena manera de distribuir este espacio verde es dibujar un plano del jardín y señalar dónde se colocará cada planta. Se debe tener en cuenta el espacio que necesitará cuando alcance la vida adulta y aquellas que necesiten más o menos luz, el tipo de suelo y la disponibilidad de agua.

Antes de elegir las plantas es ideal consultar con un experto. Es importante considerar que las de floración deben ir separadas del follaje, ya que tienen fertilizantes y sustratos diferentes. Una forma de decidir cuáles irán es elegir un estilo: minimalista, geométrico, mediterráneo, oriental o tropical.

En cuanto a los muebles, existen varias opciones. Laporte refiere que “Se puede optar por un estilo rústico y relajado con muebles de madera y mimbre, que encajan muy bien en cualquier espacio exterior. Para un estilo mucho más original y casual, se puede recurrir a muebles reciclados que le darán el toque vintage”. En todos los casos, los muebles deberán estar tratados específicamente para exteriores, y de preferencia tener un forro para aquellas noches en las que no se usen.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:,