Durante la temporada de verano, y más aún durante los feriados de Semana Santa, las familias suelen salir de la ciudad para pasar unos días de tranquilidad y relax. Lamentablemente, son estas épocas las que muchas veces son aprovechadas por delincuentes, que identifican las viviendas vacías, para sustraer diversos objetos de valor. Ante este peligro, es importante tomar ciertas medidas, tanto preventivas como disuasivas, para viajar tranquilo, a sabiendas de que el domicilio se encuentre totalmente asegurado.

Hugo Cavassa, sub director de Seguros Multiriesgo y Asistencia de Mapfre Perú, dice que la primera medida a tomar es no dejar evidencia pública en redes sociales de viajes familiares. “Las cosas más inofensivas que se publiquen en redes sociales pueden dar información confidencial y crear una alerta para los ladrones”, comenta Cavassa. El experto explica que hay dos formas de evitar el riesgo a las pérdidas que pudieran ocasionarse por un intento de robo en un domicilio: prevención y disuasión.

PREVENCIÓN, ANTE TODO

En el caso de las medidas preventivas, estas pueden ser tangibles, como la instalación de rejas, ‘cantoles’ o el pago de un personal de seguridad. En el caso de las intangibles se presentan las pólizas de seguro domiciliario. Cavassa comenta que estos seguros cubren la pérdida de valores materiales y el daño que se pueda ocasionar por la irrupción de algún asalto. Su cobertura puede asegurar tanto el contenido del inmueble, como su conjunto. Normalmente, se tiene la opción de cubrir también daños ocasionados por desastres naturales o incendios, actos de vandalismo, daños por inundaciones, por cortocircuitos, entre otros.

Las cifras de demanda de seguros domiciliarios todavía demuestran que el país adolece de una cultura preventiva. Al respecto, el especialista de Mapfre cree que existen ciertos mitos que es necesario derrumbar. “Mucha gente cree que el precio de un seguro domiciliario es mucho mayor de lo que realmente es. Un seguro vehicular, tiene un precio bastante mayor a pesar de cubrir un bien de menor valor”, dice Cavassa, que explica que el costo de la póliza no depende necesariamente del valor del bien, sino de la posibilidad de un siniestro.

Por otro lado, existen también medidas disuasivas, como la instalación de alarmas o programadores, que activan en distintos momentos del día las luces, el televisor o el equipo de sonido.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:, , ,