Voiced by Amazon Polly

La experta Marybell Jara, abogada civil y comercial del Estudio Linares Abogados, explica las implicancias de alquilar un bien inmobiliario. Antes que nada, Jara recomienda que antes de alquilar, se haga una inspección previa del inmueble para ver el estado en el que se encuentra. De ser posible, hay que dejar constancia de esta inspección en un acta de recepción del inmueble.

En primer lugar, el arrendatario tiene la obligación de cuidar el inmueble y pagar puntualmente la renta en los plazos y en el modo establecido, estos son puntos que se deben acordar de manera previa con el arrendador. De la misma forma, si existe algún intento de incomodar o perturbar la posesión pacífica de un inmueble, es una obligación dar aviso inmediato al propietario. Además, es un deber del arrendatario aceptar que el arrendador realice las inspecciones que crea necesarias al inmueble. Obviamente, antes se deberá solicitar el acceso y coordinar con el arrendatario la inspección del bien.

El arrendatario también tiene la obligación de no introducir cambios significativos en la estructura del inmueble, salvo que sea con previa autorización por escrito del arrendador. En el caso de reparaciones domésticas, el arrendatario podrá comunicarse con el propietario para que este realice los cambios o reparaciones, o bien asumir los costos para luego solicitar el reembolso del monto pagado.

Por último, al concluir el contrato, se deberá entregar el inmueble de la misma forma como se recibió. Pintado y en buen estado de conservación, entendiendo que el bien cuente con un deterioro natural por el tiempo de uso. Respecto a la aplicación o no de la renovación automática del contrato, la doctora Jara explica que “si el contrato original no lo dice claramente, no existe renovación automática. Aunque si el contrato vence y no es renovado, se entiende que continúa bajo las mismas reglas que se venían dando en el contrato, aunque esto no implica una renovación tácita de ninguna manera”.

 

Datos:
– El arrendatario puede ejercer el derecho a vivir tranquilamente en el inmueble que habita, sin que su permanencia sea interrumpida hasta el término del contrato.

-También tiene el derecho a recibir el reembolso de los gastos hechos en reparaciones impostergables en la vivienda, así como la devolución de la garantía la terminar el contrato.

– Entre las obligaciones: se debe cuidar el inmueble y pagar puntualmente la renta en los plazos y en el modo establecido.

¡HAZTE FAN DE URBANIA AQUÍ!

Etiquetas:,