Las inversiones en construcciones para alquiler de viviendas es casi nulo en nuestro país, debido a trabas como el pago de impuestos o la dificultad para sacar a un inquilino moroso.

Dentro del pedido de facultades legislativas que ya envió el gobierno al Congreso, se busca volver atractivo este incipiente mercado exonerando de pagos, como el 5% de impuesto a la renta más el 18% de Impuesto General a las Ventas (IGV), al alquiler de viviendas por unos tres años; según explicó el ministro de Vivienda Milton Von Hesse.

‘’Lo que permite también este proyecto es un tratamiento tributario especial para incentivar, de forma que también se exonera por tres años el IGV para el alquiler de viviendas. Esto además abona en favor de la capitalización del inquilino’’, explicó el ministro.

El titular del MEF, Alonso Segura, ya había declarado anteriormente para el diario Gestión que en el pedido de facultades alistaban mecanismos tributarios para promover el alquiler de viviendas y dar seguridad legal a los arrendatarios.

El Gobierno plantea desalojar, con ayuda de la policía, a un inquilino moroso al tercer mes de incumplimiento.

Sobre el desalojo de morosos

Dentro de las medidas que el Gobierno plantea, para evitar que un inquilino moroso apele al Poder Judicial y se quede en el inmueble por varios años, está el desalojo automático con ayuda de la policía al tercer mes de incumplimiento de pagos.

Según el ministro Von Hesse, dentro de los cambios normativos se propone una igualdad de derechos tanto para el inquilino como para el propietario, debido a que la actual legislación le da más privilegios al que alquila que al propietario de la vivienda.

Alquiler de viviendas: Gobierno podría exonerar del IGV por tres años

Más detalles sobre las facilidades que dará el Gobierno

La nueva normativa para promover el sector inmobiliario cuenta con tres pilares fundamentales. El alquiler es solo uno de ellos, pero quizás el de más rápido impacto, por su naturaleza.

Para el viceministro de Vivienda y Urbanismo, Ricardo Vidal, el mecanismo de alquiler-venta (el segundo pilar) sirve para acreditar un flujo de ingresos por un tiempo determinado, pero el dinero abonado no va a cuenta del inmueble, ni hay obligación de venta de la propiedad al finalizar el contrato entre las partes.

Con este régimen la persona puede acreditar de un año o dos que va a ser buen pagador y si no lo compra, obtiene un certificado de que es un buen pagador y puede comprar luego una vivienda’’, declaró el viceministro.

Por otro lado, con el tercer pilar de la norma, el leasing, el banco es dueño del inmueble y hay un compromiso de venta de la vivienda, por lo que un porcentaje de los pagos mensuales que realice el inquilino sí van a amortiguar el costo final de la propiedad.

”En el leasing sí está totalmente garantizada la venta porque es a largo plazo’’, puntualizó Vidal.

Fuente: Gestión.pe

Etiquetas: , , , ,